Trucos que debes saber antes de restaurar un mueble en casa

0 Comentarios

La Maison ColonialeEstos últimos años además de estar súper de moda, restaurar muebles viejos se ha convertido en toda una tendencia con la que además ahorrar. Por eso hoy te enseñamos cómo hacerlo de forma fácil  para convertirlo en un auténtico mueble de estilo vintage.

A través del DIY de hoy os proponemos una fascinante manualidad que realmente engancha: restaurar un mueble antiguo para darle una nueva vida y larga vida. Os aseguramos que después del primero os animaréis a repetir!

Antes de empezar con la restauración, es importante valorar los daños de la pieza sobre la que vamos a trabajar y ver si realmente merece la pena hacerlo. Si tras haber examinado el mueble consideramos que merece la pena trabajar en él, vamos a necesitar un espacio interior amplio (para que el viento y el sol no resequen la madera) y las siguientes herramientas básicas:

Herramientas
1. Lijas de varios tamaños y durezas
2. Pinceles
3. Trapos
4. Destornilladores
5. Cuchillas
6. Estropajos de aluminio
7. Algodón
8. Espátula.

Una vez todo preparado, comenzamos por limpiar concienzudamente el mueble con un trapo húmedo y jabón neutro. Hay que dejarlo secar para posteriormente eliminar la pintura o barniz. Para ello, aplicar decapante con una brocha y retirar la pintura con la espátula. Cuando se haya eliminado toda la pintura hay que pasar un trapo con disolvente y pasar una lija fina por toda la superficie tratada.

A continuación habrá que observar si el mueble tiene carcoma, reparar los golpes y tapar las fisuras. La carcoma se erradica tratando el mueble antiguo con un producto específico.

Los golpes o pequeñas hendiduras desaparecen poniendo un trapo con agua o leche caliente firmemente sujeto durante varias horas sobre la superficie dañada. Para reparar las fisuras hay que rellenar las imperfecciones con masilla o cera natural. Si existen pequeñas piezas dañadas, lo ideal es retirarlas y dibujarlas en un papel que servirá de patrón para realizar una nueva pieza que habrá que lijar y teñirla de un color parecido al del mueble. Cuando las nuevas piezas estén listas, hay que encolar y colocar en el lugar de las originales.

Para conseguir un buen resultado, también es importante arreglar las puertas descolgadas, para ello habrá que sustituir las bisagras o pegar con cola rápida las originales. Si los cajones no se deslizan correctamente solo será necesario aplicar un poco de jabón sobre las guías.

Para limpiar las cerraduras y herrajes de bronce usar agua y jabón. Si son de otro metal, quedarán perfectos usando un cepillo de cerdas suaves empapado con vinagre.

En el último paso hay que barnizar el mueble, para ello usar barniz mate y dejar secar durante 24 horas. Tras este tiempo, lijar, limpiar el polvo y dar una nueva mano de barniz. Cuando vuelva a estar bien seco, aplicar (con un algodón) cera incolora para que el resultado sea más natural.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *