Tipos de toldos para la terraza

3 Comentarios

terraza toldo

Si tienes una buena terraza, y quieres poder disfrutar de ella tanto en verano como en invierno, una opción podría ser colocarle un toldo. Hay muchos tipos, y según tu terraza y el estilo de tu casa te irá mejor uno u otro.

Para escoger el toldo tienes que tener en cuenta varios factores que van desde el clima de la zona (tiene que resltarte práctico), hasta que combine con la estética de tu casa o ático.

Por ejemplo, si escoges uno de brazos artículados podrás sujetarlo a la fachada de la vivienda. Los mismos (articulados) y de semicofre irán genial en terrazas que no tengan tejado o voladizo para protegerse de las inclemencias del invierno.

También puedes escogerlo con estructuras finas que llegan a tapar hasta 5 metros de terraza, o si te conviene más, un toldo para pérgolas que puede tensarse…

Te dejo una lista de los toldos más comunes:

Toldos de punto recto: Son los más utilizados en terrazas y comercios. Están compuestos por un sistema de brazos frontales abatibles que pueden estar reforzados por unos muelles para protegerlos de los fuertes vientos.

Monobloc: Están montados sobre una barra cuadrada que aporta mayor resistencia a la tela, al estar más tirante. Este tipo de toldos están especialmente indicados para balcones de grandes dimensiones.

Cofre: En estos toldos la lona y los brazos están protegidos por un cajón de aluminio, en el que permanecen guardados cuando no se utilizan. Este sistema es muy recomendable para lugares al descubierto o donde agentes externos como fuertes ráfagas de viento o lluvia intensa puedan llegar a deteriorarlo.

Estor: Este tipo de toldos se anclan al techo y pueden ser colocados en dos posiciones, perpendicular a la barandilla, como si de una especie de persiana de tela se tratara, y de forma separada, extendiendo sus brazos.

Brazos extensibles: Su gran ventaja es que se adaptan a cualquier especio, al no requerir de un lugar par anclarse. Además sus brazos quedan recogidos bajo la tela, por lo que una vez plegados no restan espacio útil a su balcón o terraza. Asimismo su instalación no es complicada, algo que no sucede con el resto de los modelos, que requieren de un especialista para ser instalados.

El tejido en el que esté fabricado también es un elemento clave a la hora de elegir un toldo. La loneta apenas se usa y lo más habitual es el empleo de telas acrílicas que están tratadas para que no se manchen ni encojan por la lluvia.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *