El salón gris

0 Comentarios

El salón gris

El salón gris es una apuesta segura. Ya hablamos hace un par de años de que el color gris estaba de moda para el salón y esta tendencia no ha hecho más que arraigarse.

Y es que unas paredes de color gris funcionan casi a modo de comodín: puedes ponerlas muy claritas, casi casi blancas, pero sin ser tan sosas. Puedes aportar mayor personalidad con un gris oscuro (siempre que la estancia sea luminosa). Puedes optar por un gris verdoso, azulado o tirando al malva, para que resulte fácil de combinar con los textiles de esos colores. Puedes combinarlo con colores neutros para un look minimalista. Si los muebles son de madera, el aspecto es acogedor y natural.

Sí, ya habrás cogido la idea: el color gris sirve para absolutamente todo. ¿Quieres ver algunos ejemplos de salones grises?

En la actualidad lo que más se lleva es el color gris intenso, que se suele contrastar con accesorios de colores brillantes (rojo, rosa, amarillo…) que resten seriedad a la habitación y aporten luminosidad. Es el caso de las tres fotos siguientes:

El salón gris

El salón gris

El salón gris

Un salón con una madera no muy oscura y las paredes en gris resulta muy acogedor. Especialmente si reforzamos el aspecto natural con accesorios de materias primas orgánicas y flores.

El salón gris

Páginas: 1 2

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *