La silla radiador

0 Comentarios

silla radiador

Cuantas veces nos habremos acercado al calorcillo del radiador, e hicimos el amago de sentarnos sobre él. Y cuantas veces habremos dado un respingo cuando la temperatura era demasiado alta para nuestras delicadas «posaderas». Esta silla es lo que parece, un radiador, pero no, no da calor. Sin embargo me parece todo un homenaje a esa pequeña «manía» que tenemos de arrejuntarnos siempre al calor.

En realidad esta silla es una obra de reciclaje. La diseñó Jeroen Wesselink a partir de un viejo radiador.

Siempre son bienvenidos los diseños que encuentran nuevos usos a viejos artículos.

Enlace: Jeroen Wesselink

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *