Ideas con pintura de pizarra

4 Comentarios

¿Quieres algunas ideas para sacarle partido a la pintura de pizarra? La pintura de pizarra es un elemento básico para realizar cambios DIY en la decoración de una forma muy fácil, barata y resultona. Claro, no es para todo tipo de decoraciones, pero en casas de espíritu joven e informal (y especialmente en dormitorios infantiles), el éxito está asegurado.

Ya sabes que yo soy muy fan de la pizarra y del encanto de sus mensajes en blanco sobre negro, y ya hablamos, por ejemplo, de una mesa de pizarra ideal no sólo para el cuarto de los niños. Con pintura de pizarra, podemos cubrir una pared o parte, un mueble o incluso un cuadro y crear un objeto decorativo único y muy funcional.

¿Vemos algunas ideas?

1. Pintura de pizarra sobre el cabecero

En portada puedes ver un cabecero recubierto de pizarra. Evidentemente, si cuentas con un cabecero preciosísimo esto no tiene ningún sentido, pero si todo lo que tienes a mano es un cabecero de la época de Maricastaña, esta es una buena manera de actualizarlo. Asegúrate de usar para esta pizarra tizas sin polvo (y limpiar los restos) o la tos está asegurada.

2. Pintura de pizarra sobre la puerta

Si pintar una pared con pizarra te parece un pelín excesivo, esta puede ser una forma interesante y discreta de introducir la pizarra en la habitación. Y aunque el niño no dibuje muy bien, dará igual, porque al abrir la puerta se deja de ver ;).

3. Pintura de pizarra sobre la nevera

¿Harto de que se te caiga la lista de la compra sujeta magnéticamente? Escríbela en tiza y se acabó el problema. También puedes pintar el menú de cada día, o dibujar motivos comestibles.

4. Pintura de pizarra sobre muebles

En la foto puedes ver un aparador, pero queda genial sobre una cómoda infantil, y dibujar sobre cada cajón la ropita correspondiente. Otro mueble que se suele pintar con pizarra es la mesa infantil. Si quieres ver cómo hacerlo con una mesa Lack de Ikea, pincha AQUÍ.

5. Pintura de pizarra enmarcada

Si cuentas con un espejo o cuadro inutilizable, podrás sacarle partido al marco (ideal si es vintage), pintando el interior con pizarra. Así, convertirás la pizarra en un objeto decorativo, que focalizará la atención esté donde esté.

El ejemplo que ves en la foto lleva además pintura imantada para poder sujetar las fotos.

¿Qué te parecen estas ideas con pintura de pizarra? ¿Se te ocurren otras?

Fotos vía: Lilsugar, Artrick Playground, Gearfuse y Design Sponge.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.