Habitaciones de estilo rústico con encanto

0 Comentarios

En el mundo de la decoración, el estilo rústico es uno de los más demandados y de los que más éxito tiene. Al estar basado en materiales naturales como la piedra o la madera se crea en la habitación una sensación agradable y hogareña de respeto al entorno y de proximidad a las formas puras y sencillas.

Para decorar nuestra habitación con un estilo campestre y bohemio se puede recurrir a diferentes técnicas. Algunas de ellas requieren una transformación radical que conlleva el revestimiento de los techos o las paredes, mientras que otras, más modestas, se pueden llevar a cabo introduciendo pequeños detalles decorativos que modificarán la apariencia de nuestro dormitorio.


Como decimos, la madera es la principal protagonista del estilo rústico. Para aquellos que no disponen de demasiado presupuesto o tiempo, una forma perfecta de incluirla en la habitación es revestir la pared y el techo que corresponden al espacio ocupado por la cama con listones de madera barnizados, los cuales se pueden decorar posteriormente con plantas, luces o cuadros.
Los somieres de madera son otro recurso muy utilizado, a pesar de que dan un resultado más clásico y sutil. Los hay de muchos estilos, formas y colores, y una vez te decidas por uno sólo tendrás que complementarlo con algún baúl de mimbre, canasta o estantería.

Si se quiere ir un paso más allá, se puede instalar un dosel alrededor de la cama y cubrirlo con telas de tono blanco roto o beige. Con la combinación de estos elementos se consigue crear un espacio que mezcla el estilo rústico con un toque de glamour.
Por último, si se quiere introducir algún objeto que sobresalga y rompa con la monotonía, opta por cojines y alfombras llamativos, de color púrpura o verde que semejen las flores del campo y que den ese toque final a un ambiente donde la naturaleza será el punto fuerte.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.