Decoración de cuartos juveniles

0 Comentarios

La decoración de los cuartos juveniles supone un cambio radical respecto al dormitorio infantil. Al llegar a los 12 o 13 años, las cenefas con dibujitos, los textiles color rosa chicle o los vinilos de cochecitos pueden haberse quedado un tanto obsoletos. ¡Ha llegado el momento de cambiar la decoración!

Lo primero que hay que tener en cuenta para decorar habitaciones juveniles es que su habitante ya tiene bastantes claros sus gustos, así que no está de más preguntarle. Enséñale catálogos, pregúntale por los colores que le gustan y llévale a comprar los muebles. No olvides que no eres tú quien se tiene que sentir cómodo ahí dentro (bueno, dentro de unos límites, por supuesto).

¿Quieres ver algunas ideas para decorar un cuarto juvenil?

Un cuarto juvenil debe ser eminentemente funcional. Los adolescentes pasan mucho tiempo en su cuarto, durmiendo, estudiando, escuchando música o dedicándose a sus hobbies. Un escritorio con silla cómodo, y amplio espacio de almacenaje resulta esencial. En el caso de las chicas, asegúrate también de contar con un armario ropero amplio.

En cuanto a las camas, para mí la mejor opción es apostar por las camas nido. No restan espacio, y siempre cuentas con un colchón extra por si se queda alguien a dormir en casa. A medida que alcanzan los 16 o 17 años, una cama de 110 o 135 cm es una buena idea, siempre que quepa en la estancia.

Y ahora quiero proponerte 5 ideas diferentes para la decoración de cuartos juveniles, que pueden resultar inspiradoras.

1. Muebles de aluminio

Le da un toque industrial a la estancia, muy contemporáneo. Además, resultan muy ligeros, ideales para habitaciones pequeñas.

2. Decoración inspirada en la cultura urbana

La cultura urbana conecta muy bien con los gustos de los adolescentes. Busca muebles inspirados en el arte del grafitti o en los cómics, proponle pegar posters de la calle por las paredes o pon vinilos de motos y monopatines.

3. Espacio extra para la ropa

Una buena solución para los dormitorios de las chicas con mucha ropa es incluir un riel para la ropa (en Ikea los hay muy baratos). Así le resultará más fácil no dejar todas sus prendas tiradas por el suelo, y además le da un toque informal a la estancia.

4.  Pintura magnética

Si estás harto de celos y blu-tacks, y no quieres quitarles a tus hijos la posibilidad de personalizar su dormitorio, pinta una de las paredes con pintura magnética, compra imanes y ¡listo!

5. Temática de viajes

Ciudades como Nueva York o Londres siempre han ejercido una gran fascinación por los más jóvenes, deseosos de conocer mundo. Si más que cosmopolitas son intrépidos; mapas, inspiración étnica o posters de desiertos y selvas serán la opción más adecuada.

¿Qué te parecen estas ideas para dormitorios juveniles?

Fotos vía: Eifel chambre, Domus, Ikeando y Apartment Therapy.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *