Un estudio pequeño

0 Comentarios

Estudio pequeño

Un estudio pequeño suele ser un reto a la hora de amueblarlo. Y es que se trata, normalmente, de habitaciones que funcionan como toda una casa, teniendo que meter dormitorio, salón, baño y cocina en unos 20 metros cuadrados.

O menos, como el caso que te muestro hoy. Se trata de un estudio de 15 metros cuadrados, en el que se ha optado por darle todo el protagonismo al salón. Así, la cama aprovecha la altura del apartamento para crear una especie de “segundo piso”, y la mini-cocina, se sitúa debajo, en un solo mueble (¡aunque a mí me falta la nevera, que no la encuentro!).

¿Quieres saber más sobre este pequeño estudio?

El baño se ha realizado a medida, justo bajo la cama, y con una puerta corredera para no entorpecer el espacio, y poder situar un gran armario ropero justo enfrente, lo que crea una especie de pasillo de entrada.

Como ya dijimos, el espacio mayor se deja para el salón, que aprovecha también la  única fuente de luz natural. Caben una mesa de comedor con dos sillas e incluso un sofá de dos plazas.

Pequeño estudio

Como el estudio es oscuro, hay lámparas por doquier. ¡Y es que la iluminación es clave para liberar visualmente un espacio pequeño!

¿Qué te parece este estudio pequeño? ¿Crees que se le ha sacado todo el partido posible?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *