Mesillas de noche voladas

0 Comentarios

Las mesillas de noche voladas son una opción muy práctica cuando nuestra habitación es pequeña, y además se trata de una solución que sorprende positivamente por su originalidad.

Que la mesilla de noche es un mueble muy útil es algo que nadie puede negar: una lámpara, los libritos, el despertador, las gafas… necesitan una superficie sobre la que apoyarse a la que se acceda desde la cama. Pero, ¿qué ocurre cuando el dormitorio es de dimensiones reducidas? Una mesilla clásica puede saturar el ambiente y hacer que la estancia luzca como si tuviera todos los muebles apelotonados.


En estos casos, una mesilla volada (una especie de balda anclada en la pared) aporta ligereza visual sin que tengamos que renunciar al concepto de mesa de noche. Te dejo aquí dos ejemplos con mesillas voladas de Maze, que son tan chulas que resultan una buena idea incluso para dormitorios espaciosos ;).

Para potenciar el efecto “des-saturante” opta por mesillas del mismo color que las paredes, idealmente, en tonos claros.

¿Qué te parecen las mesilals de noche voladas para tu dormitorio?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *