La habitación del bebé en gris

1 Comentario

La habitación del bebé: en gris

Una habitación del bebé decorada en gris es una buena idea si somos alérgicos a los tonos pastelosos que suelen invadir los dormitorios de los recién nacidos. Un gris clarito es un color neutro, que no resulta nada estresante para el peque, pero que tampoco es ñoño.

Si hablamos de color gris oscuro, la elección puede ser más polémica, y conviene matizarla con muebles en blanco (si lo gris es la pared) o paredes claritas (si lo gris oscuro son los muebles). En general, para la habitación del bebé el tándem gris-blanco es muy frecuente, y para darle toques de color se apuesta por pequeños detalles en rojo, amarillo o rosa.

¿Vemos algunos ejemplos inspiradores de dormitorios de bebés en color gris?

El papel pintado gris oscuro, con onditas, le da un aire más informal a la estancia, que por otro lado, potencia su look infantil con el uso del color azul bebé, el dosel o los peluches.

La habitación del bebé: en gris

Combinado con madera sin tratar puede dar como resultado un look rústico e industrial.

La habitación del bebé: en gris

Blanco, negro y gris: el trío perfecto para lograr sofisticación y elegancia en cualquier estancia de la casa.

La habitación del bebé: en gris

Sobre las paredes y suelo grises, resalta todavía más la blancura de los muebles.

La habitación del bebé: en gris

La última habitación me ha encontado por su inspiración imaginativa y original.

La habitación del bebé: en gris

Color gris para la habitación del bebé: ¿sí o no?

Fotos vía: Home Interiors Zone, Kidskamers, Pregnant with twins, 1001 Babykamers y Ohdeedoh

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *