El estilo rústico

0 Comentarios

El estilo rústico recupera el encanto de los materiales tradicionales, de los muebles recios y cálidos, de los colores térreos, de los textiles naturales… dando como resultado ambientes confortables y relajantes, típicos de las casas de campo.

Estilos rústicos hay tantos como arquitecturas tradicionales, pero lo que está hoy más de moda es lo que se conoce como “rústico refinado”, un estilo inspirado en las grandes y clásicas casas de campo francesas o inglesas, con una decoración que es a la vez sencilla y señorial.

¿Vemos algunos truquillos para conseguir una decoración rústica?

  • En lo arquitectónico, apuesta por pequeños detalles rústicos como un tragaluz labrado, una puerta tachonada con hierro o un balcón de forja.
  • Para el suelo y paredes, elige materiales como la madera, el empedrado o el barro cocido. Dejar vigas a la vista contribuye a darle ese toque rústico que buscamos.
  • Elige muebles de madera decapada y de forja patinada. Combínalos con otros muebles recuperados, de madera maciza o vintage, que provengan de viejas casas de campo.
  • También puedes utilizar algunos elementos recuperados como motivos decorativos que funcionen como foco de atención, tipo desde una herramienta de labranza hasta un espejo de los años 20.
  • Si buscas un estilo rústico de fusión, dale a los elementos recuperados un nuevo uso, por ejemplo: una vieja puerta utilizada como cabecero, un palé que funciona como mesa…
  • Utiliza tejidos naturales como el lino bordado, el terciopelo o la muselina.
  • Muestra la vajilla en el aparador, apostando por loza clásica en color blanco.
  • Decora con delicados frascos de cristal, combinados con delicados cuencos en tonos tierra. Otro must del estilo rústico son las flores, ya sean secas o frescas en jarrones.

¿Eres fan del estilo rústico?

Foto vía: Interior for home

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *