Estanterías en el techo

2 Comentarios

Poner estanterías a la altura del techo (en la parte superior de la pared, y utilizando como tope el techo) es una idea inmejorable para sacar partido al espacio y conseguir una zona de almacenamiento que no estorbe. Eso sí, para ello es necesario no tener ni un techo muy bajo (sería agobiante) ni muy alto (poco práctico).

Además, debes tener en cuenta que no conviene guardar en esos estantes nada muy pesado (no sea que cedan) ni que utilicemos con frecuencia. Ahora te mostraré algunas propuestas que he encontrado en la página Du côté de chez vous y que me parecen perfectas:

Aquí vemos unas estanterías de pasillo, pero la idea es la misma que la de la foto de portada, aprovechar la parte superior de la pared para montar unas estanterías discretas. Si no quieres que los objetos guardados queden a la vista o acumulen polvo, puedes añadir unas cortinas o puertas. Por otro lado, para organizarte mejor es buena idea meterlo todo en cajas que ocupen la misma profundidad que la estantería.

Otra idea es montar una balda más ancha, que ocupe el ancho de la estancia, y con la que jugar a nivel estético.

Para integrar mejor la balda, podemos colocar los focos de luz justo bajo la estantería, como en la imagen.

Y ahora dos propuestas ideales para pasillos, esa zona de la casa que solemos infrautilizar.

Poniendo baldas transversales podemos utilizar el espacio tanto en pasillos grandes como pequeños, y además, no resulta muy agobiante porque quedan espacios donde se sigue viendo el techo.

Si el pasillo es ancho, hasta podemos probar a alternar el espacio de baldas, creando un diseño divertido.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Tienes -o piensas poner- estanterías en el techo?

Vía: Du côté de chez vous
Foto de portada vía: Design of my mod-artsy apartment

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *