Decoración oriental

4 Comentarios

La decoración oriental es una tendencia en auge, y está inspirada (como su nombre indica) en los estilos tradicionales de países como Japón, China o Tailandia.

Bien es cierto que estos países tienen decoraciones muy diferentes entre sí, pero  en todo caso exóticas respecto a las tendencias europeas (desde las rústicas hasta las minimalistas). Además, en muchos casos, lo que se pretende es simplemente dar un toque oriental con algún mueble, lo que contribuye a dotar de carácter a cualquier estancia.

En todo caso, ¿quieres repasar las características de este tipo de decoración?


La decoración oriental hace uso de los colores naturales (gris, marrón, blanco, beiges…) y también de materiales naturales como el bambú y la piedra. Estas dos características ayudan a crear un ambiente zen, de relax. También prestan muchísima atención a la luz, y la disposición de los muebles (solo los justos y necesarios) en la habitación. Los muebles bajos y los diseños florales son otros dos básicos de la decoración oriental, especialmente la japonesa.

Si nos vamos ya a una decoración más tipo china encontraremos colores fuertes como el rojo y muebles fantásticos esculpidos a mano y de acabados brillantes. Además, suelen apostar por una decoración dramática, que cree contrastes entre la luz de la habitación y los muebles, que tienden a oscuros.

La decoración tailandesa es probablemente la menos conocida, aunque goza de gran aceptación en la actualidad. Al igual que la japonesa, es una decoración muy sobria, que cuenta solo con los muebles necesarios, pero al mismo tiempo, es rica en detalles: ornamentos de bambú, hojas de plátano, tejidos de junco, huesos de coco ordenados con sencillez… Además, se caracteriza por crear ambientes abiertos y espaciosos.

Además, en cualquier decoración oriental las plantas juegan un papel fundamental.

¿Te gustan estos estilos para tu casa?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *