Decora tu casa con colores complementarios

0 Comentarios

decoración de colores complementarios¿Quieres darle un toque atrevido y original a tu casa? ¡Atrévete con los colores complementarios! Ya sabes, los opuestos en la rueda de color. ¿Te gusta la idea? ¡Pues sigue leyendo! ¡En el post de hoy te contamos todo lo que necesitas saber para decorar tu hogar con colores complementarios, una tendencia muy en boga en la decoración de interiores.

Empecemos hablando de los beneficios de decorar un espacio con colores complementarios. Aunque a priori pueda parecerte que utilizar dos colores opuestos va a crear un efecto extraño, ¡es todo lo contrario! Combinar ambos colores le proporciona armonía al espacio, así como profundidad y, además, puedes aprovechar las sensaciones que transmite cada uno de estos colores. Así, por ejemplo, el rojo y el verde, además de la armonía y la profundidad que mencionamos anteriormente, también transmitirán energía. ¿No sabes cómo hacer una buena combinación? Te explicamos el procedimiento paso a paso para que te quede simplemente genial:


decoración de colores complementariosEn primer lugar debes decidir qué colores te interesan. Si no lo tienes muy claro puedes investigar un poco sobre qué transmite cada uno y cuáles son las mejores opciones para conseguir el efecto que deseas en ese espacio. Una vez lo sepas, échale un ojo a la rueda de colores y escoge los colores complementarios que te interesan, teniendo siempre en cuenta que uno debe ser frío y el otro cálido con el fin de crear equilibrio.

Uno de esos colores tendrá un papel dominante, mientras que el otro simplemente cumplirá la función de color de fondo. Así, un buen uso sería usar uno en las paredes, por ejemplo, y otro en las cortinas. Por supuesto, elegir estos dos colores no te priva de jugar con las intensidades y, de hecho, combinarlas puede crear un efecto impresionante. Los matices importan, ¡pero siempre manteniendo el equilibrio claro!

En un espacio tan contrastado visualmente, necesitaremos algún rincón para descansar la vista. Así, una muy buena opción es incluir en tu decoración algún color neutro con el fin de romper el flujo de colores, como puede ser el blanco, gris o marrón. ¿No se te ocurre dónde ponerlos? Pues en la alfombra, el suelo, las telas…

Y si buscas todavía algo más atrevido… ¡lánzate con un par de colores complementarios más! Aquí los accesorios serán tus grandes aliados. Utiliza estos nuevos colores en las sillas, los cuadros, las estanterías… Con este simple gesto habrás creado un esquema cuaterno de colores y habrás dotado el espacio de dinamismo y sofisticación.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *