El cuarto de juegos

0 Comentarios

Habitación de juegos en un ático

Decorar el cuarto de juegos exige ser práctico e imaginativo a la vez. Aunque hoy en día pocos podemos dedicar una habitación en exclusiva para cuarto de juegos de los niños, casi todos los dormitorios infantiles cuentan (o deben contar) con una zona habilitada para el juego.

La zona de juegos conviene que sea alegre y colorida, y que respete los gustos del niño. Pero, ¿quieres saber más sobre cómo decorar el cuarto de juegos de los más peques?

¡Apunta estos consejos!

  • ¡Atrévete con el color! A diferencia del resto de la casa, donde abusar del color blanco puede ser un acierto, un cuarto infantil para jugar debe ser divertido. ¡Mezcla colores vivos sin pudor: rojos, amarillos, verdes, azules…! Eso sí, si el niño es muy nervioso, mejor elegir colores fríos.
  • Cuida la iluminación. El niño se va a pasar muchísimo tiempo en esa estancia, así que es importante que cuente con una buena fuente de luz natural. Si eso no es posible, pon varios focos potentes en el techo, que imiten lo mejor posible la luz natural.
  • Mucho almacenaje. Contar con armarios, cajas o estanterías es fundamental para que los juguetes no acaben invadiendo todo el espacio visual. Ya vimos en otra distintas ideas para el almacenaje de juguetes, hoy solo quiero insistir en la idea, y recordarte que cuanto más fácil sea acceder al interior de los muebles o cajas con juguetes, mejor.
  • Espacio de juego.  Deja espacio sin ningún tipo de mueble para que el niño pueda tirarse en el suelo tranquilo y montar sus mundos imaginarios. ¡Una alfombra es esencial en los meses más fríos para que el peque juegue más calentito!
  • Crea ambientes. En los cuartos de juegos grandes, que solo cumplen esa función, una idea muy bonita es apostar por una decoración temática que ya sirva para jugar: con cocinitas para los que quieran hacer pasteles, una tienda de campaña para los aventureros o una zona de gimnasio con cuerdas y toboganes para los más inquietos. Puedes incluso separar esa zona del resto del dormitorio utilizando una idea como la que vemos en portada.
  • No te olvides de poner mesa y silla. Una mesa con silla (o sillas) a su medida es muy práctico para que el niño pueda pintar o leer cómodo.

¿Quieres ver algunos ejemplos de cuartos de juegos?

Habitación para jugar

Cuarto de juegos en azul

Cuarto de juegos rosa

Cása en el árbol

Te dejo aquí también la excepción a la regla: un cuarto de juegos blanco sobre blanco pero monísimo.

Cuarto de juegos blanco

¿Qué te parece la decoración de estos cuartos de juegos?

Fotos vía: Apartment Therapy, Ikea y Mires Paris

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *