Baño pequeño

1 Comentario

¿Tienes un baño pequeño y no sabes como sacarle partido? Ya en muchas ocasiones hemos hablado de cómo distribuir e iluminar el baño para que parezca más grande de lo que es, pero hoy quiero mostrarte un ejemplo que creo que está muy bien resuelto.

Este baño mide 4 metros cuadrados y no tiene ventanas. ¿Qué enseñanzas podemos sacar de él?

La primera es la distribución. Al cerrar la ducha frontalmente, elevándola, podemos crear una “nueva pared”, sobre la que colocar estanterías y contra la que apoyar el inodoro (al ser el tabique tan grueso permite ocultar cañerías y cisterna). En cuanto al lavabo, reposa sobre un mueble horizontal, lo que alarga visualmente la estancia.

Los colores tampoco han sido elegidos al azar. Tonos neutros para paredes y suelos, que contrastan con los muebles de líneas vigorosas en negro y verde, que estructuran fuertemente el espacio. El ventanal en vidrio verde que evita salpicaduras de la ducha agranda el volumen y ofrece mayor luminosidad a la zona trasera.

Y hablando de luminosidad, es una muy buena idea optar por una pared o puerta de vidrio, que no sea transparente, pero que sí permita que entre la luz del resto de la casa.

Lo único que yo cambiaría de este baño es el hecho de que la ducha sea abierta. Una puerta plegable permitiría cerrar el espacio y evitaría que el agua alcanzase constantemente la madera del mueble de lavabo.

¿Qué te parece?

Fotos vía: Du côté de chez vous

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *