Almacenaje en la cocina

1 Comentario

Almacenaje en la cocina

El almacenaje en la cocina nos somete a muchos desafíos, especialmente si la cocina es pequeña. Y es que muy atrás quedaron esas fantásticas despensas donde cabían alimentos y ollas para un mes, pero ahora las marcas agudizan el ingenio y hay una explosión de armarios de cocina, organizadores de interior, ganchos y cajas para la cocina.

¿Vemos algunas buenas ideas para el almacenaje en la cocina?

1. Organizadores

¿Te olvidas una y otra vez de los productos que quedan al final de cajones o en los armarios más altos? ¡La clave es organizarte bien, colocando los productos ordenados según su uso y tipo, pero también sacando partido de la cantidad de organizadores que se venden ahora a bajo precio. Algunos de los más útiles incluyen baldas deslizables fáciles de extraer (para ver mejor), cestas y cajas contenedoras o ganchos para poner en la parte interior de las puertas de los armarios de cocina. Hay muchos organizadores útiles para el almacenaje de la cocina en Ikea.

2. Iluminación de la cocina

Apostar por iluminar el interior de los armarios de cocina puede marcar una diferencia considerable en la organización de los mismos. Sin sombras, resulta mucho más fácil saber qué tenemos ahí dentro.

3. Armarios y cajones

Lo habitual (y también lo más practico) es poner armarios con baldas en la parte superior de la cocina, y utilizar cajones para la zona cercana al suelo. Los cajones actuales resultan muy amplios (caben incluso platos y cazos), y vale la pena apostar por los de cierre inteligente. Cuando más cómoda sea el almacenaje de nuestra cocina, mejor. Por eso mismo podemos utilizar organizadores que compartimenten el espacio.

4. ¡Utensilios fuera de vista!

Uno de los problemas de las cocinas es que hay determinados elementos que, como los utilizamos a diario, no nos molestamos en guardar. El resultado es una encimera saturante, especialmente en cocinas pequeñas. Vale la pena molestarse en ocultar la tostadora o la cafetera tras una puertas correderas, o en unas baldas esquineras. Para el escurreplatos no hay duda de que lo mejor es colocarlo en el interior del mueble (abierto, claro), sobre el fregadero, pero si no contamos con eso, podemos comprar uno plegable que no estorbe cuando no se usa.

5.  Armarios esquineros

Los armarios esquineros siempre dan problemas de accesibilidad. Instala baldas extraibles para acceder fácilmente a cualquier producto del interior.

6. Almacenaje independiente

Construye una estantería a medida, en madera, acero inoxidable o vidrio, que se adapte a las dimensiones de tu cocina y que suponga un espacio extra al de armarios y cajones. Otra buena idea es contar con un carrito auxiliar, y mejor si cabe bajo la mesa.

7. Almacenaje vertical

Saca partido de las paredes de la cocina, en la zona más alta, con baldas, armarios o rieles. Utiliza ganchos en la zona del sapilcadero para los utensilios de cocina, y en la puerta de la cocina o bajo el fregadero para los paños. Pon también en la pared dispositivos para el papel de cocina y el papel albal, de modo que siempre estén a mano, pero sin estorbar.

¿Cómo organizas tú el almacenaje de tu cocina?

Foto vía: A simple Nest

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *