5 Ideas de cabeceros DIY para la cama

0 Comentarios

cabecero1

Los productos caseros son de lo más valorado a la hora de decorar cualquier estancia de la casa. Por ello, la decoración de una habitación puede ser mucho más especial de lo que creemos y con un poco de imaginación podemos cambiar el cabecero de la cama de las formas más sencillas y originales para dar un aire muy especial a la estancia.

Por ejemplo, si tienes un cabecero de madera y buscáis crear un ambiente y colorido, podéis hacer lo mismo que en esta primera foto. Adquirir una tela de cierto grosor al estilo tapiz, aunque sin ser tan grueso, y que sea muy colorido, puede cambiaros por completo la estética de toda la habitación.

cabecero2

Si la cama de vuestra habitación no tiene cabecero y queréis uno, una de las formas más asequibles para conseguirlo es haciéndoos con un palé, el cual podréis limpiar bien y barnizarlo, pudiendo dejarle un aspecto antiguo o también lijándolo bien, dejándolo bien pulido y oscureciéndolo como queramos con diferentes capas de barniz. Le dará a tu dormitorio un aspecto rústico pero al mismo tiempo moderno.

cabecero3

Otra opción para dar un toque diferente a la habitación la podemos encontrar en un tapete de ganchillo por ejemplo, colocándolo sobre un lienzo o en un soporte especial. Esta clase de cabecero le dará a la habitación un toque ibicenco y combina a la perfección con espacios blancos o de colores claros.

cabecero4

Un par de puertas viejas pueden ser otro de los cabeceros para nuestra cama. Cuanto más desgastadas estén será mucho mejor. Si no están desgastadas se puede conseguir envejeciéndola madera mediante diferentes componentes, con lo que también se consigue un aspecto vintage. Tan solo hay que echarle imaginación y se conseguirá un formidable aspecto.

cabecero5

Con un poco de imaginación y maña podemos tener el cabecero más original que podamos imaginar. Con unos cuantos listones de madera a modo de ventanal como el que podéis ver en la fotografía, tela semitransparente con la que cubrir todo el marco y unas cuantas luces LED por el fondo con un sencillo cableado y unas cuantas pilas, conseguiremos un cabecero sorprendente. Ideal tanto para un dormitorio para adultos como para uno infantil.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *